La joven universitaria que se veía obligada a subir al techo de su casa para poder recibir señal de internet y seguir sus clases, hoy forzosamente virtuales por a la epidemia de coronavirus, ya no necesita recurrir a esta situación extrema. Esta semana se le instaló una «solución de conectividad remota gratis», confirmó Paulo Colomés, de la empresa NIS-Chile. El caso de Paulina Romero, estudiante de la carrera de Química y Farmacia de la Universidad Autónoma de Temuco, en la localidad de San Ramón causó impacto y molestia hasta de las autoridades, llevando a un pronunciamiento de la Subtel que exigió explicaciones a la empresa responsable.