La iniciativa busca castigar estas prácticas en redes sociales y medios de comunicación con multas de más de 10 millones de pesos y hasta cinco años de cárcel. «Hay noticias falsas que muchas veces buscan hacer daño a ciertos individuos o a las autoridades de Gobierno», acusaron los parlamentarios.