Amazon compra Zoox por unos 1.200 millones de dólares: qué ha logrado esta startup y por qué Amazon tiene decidido conquistar el coche autónomo

Amazon ha comprado Zoox, según ha anunciado oficialmente la compañía. En total, más de 1.200 millones de dólares, según describe The Information y Financial Times. Es su mayor inversión en el sector de los coches autónomos y una compra estratégica para intentar ahorrar en un gasto tan importante como el coste del personal de reparto.

Después de invertir en Rivian y en Aurora, Amazon compra esta startup fundada en 2014 y que fue valorada en hasta 3.200 millones de dólares en 2018. Una cifra considerablemente superior al montante que habría pagado el gigante de Jeff Bezos.

¿Por qué Amazon ha realizado esta apuesta en una empresa que todavía no había puesto en marcha su servicio de vehículos autónomos? Esto es lo que sabemos de la operación, sobre Zoox y sobre los planes de Amazon en el sector de los coches autónomos.


Quién está detrás de Zoox y qué busca Amazon

Zoox Amazon

A finales de mayo aparecieron los primeros detalles del interés de Amazon en adquirir Zoox. Según los analistas de Morgan Stanley, con esta compra se pretendía conseguir un ahorro de 20.000 millones de dólares anuales, principalmente relacionados con el sueldo de los conductores de transporte de entrega de paquetería.

«La tecnología autónoma es una extensión natural de los esfuerzos de Amazon para construir su propia red logística de terceros», señalaban los analistas. Según apunta a FT una de las fuentes cercanas a la operación, Amazon planea trabajar junto a Zoox para crear una flota de vehículos autónomos y rivalizar con Waymo y Google. Desde el punto de vista de algunos analistas, el plan de Amazon estaría más cerca de integrar la tecnología de Zoox en su servicio de entregas.

Zoox Amazon

El movimiento se coloca en un nivel cercano al realizado este mismo año por Intel con la compra de Moovit por 900 millones de dólares, pero el desarrollo y la puesta en marcha de los vehículos autónomos no está siendo fácil. Además de los numerosos desafíos asociados a esta tecnología, la crisis del coronavirus ha retrasado todavía más su llegada. En abril de este 2020, Zoox despidió cerca de 100 empleados, de los más de 1.000 empleados que posee en la actualidad.

La compra de Zoox es la segunda compra más grande de Amazon desde 2009, cuando compró Zappos y únicamente por detrás de la adquisición de Whole Foods en 2017. Aicha Evans, CEO de Zoox y Jesse Levinson, CTO de Zoox, seguirán en la compañía después de la operación. Zoox seguirá operando de manera independiente, similar a lo que ocurre con Twitch.

Aicha Evans Aicha Evans, CEO de Zoox, durante la conferencia Amazon re:MARS 2019.

«Hemos avanzado mucho con nuestro enfoque especialmente diseñado para la movilidad segura y autónoma, ahora tenemos una oportunidad aún mayor para lograr un futuro totalmente autónomo», ha explicado Aicha Evans en el comunicado.

Una ambiciosa startup enfrentada con Tesla

Zoox dispone de un software propio para sus vehículos autónomos. Desde hace tiempo llevan probándolo en entornos reales y en distintos prototipos. Zoox esperaba fabricar su primer modelo propio este 2020 y en octubre del año pasado inició su expansión a Las Vegas.

Lidar

En marzo de 2019 se dio a conocer el litigio entre Tesla y Zoox. La empresa de Elon Musk acusó a cuatro antiguos empleados de haberse «fugado con documentos propiedad de Tesla que encontraron útiles para su nueva compañía» con el fin de «ayudar a Zoox a prescindir de todos los años de trabajo necesario para desarrollar y ejecutar sus propias operaciones de almacenamiento, logística y control de inventario». En abril de este año, Zoox admitía la posesión de esos documentos y aceptó pagar a Tesla una determinada cantidad de dinero como compensación.

Zoox es una de las startups de conducción autónoma cuyos planes son más ambiciosos. La compañía no se centra únicamente en el software, sino que sus planes pasaban por la construcción del vehículo entero para poder posteriormente operar su propio servicio de taxis autónomos. Similar a lo que Cruise Origin pretende.

En un vídeo publicado por la compañía puede verse un Toyota Highlander recorriendo las calles de San Francisco. En el vídeo se aprecia al vehículo atravesar intersecciones y seguir por túneles sin el uso del GPS. Su conducción autónoma se basa en un sistema de visión 360º compuesto por 18 cámaras, 10 radares y 8 LIDAR.

Amazon ha estado experimentando hasta la fecha con la entrega de drones y robots de almacén, esta adquisición marca un punto de inflexión en la apuesta de Amazon por los vehículos autónomos. Habrá que esperar para ver si deciden convertirlo en un servicio propio de coches y rivalizar con Waymo o si aprovechan toda la tecnología de Zoox para mejorar la automatización de envíos. Porque si hay una empresa interesada en ahorrar costes en el transporte, esa es Amazon.

Más información | Amazon


La noticia

Amazon compra Zoox por unos 1.200 millones de dólares: qué ha logrado esta startup y por qué Amazon tiene decidido conquistar el coche autónomo

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.