Así se recupera un pulmón inservible en sólo 24 horas: cuando la mejor forma de recuperar órganos es conectarlos a huéspedes animales

A nivel mundial, «la enfermedad respiratoria es la tercera causa de muerte» y eso es así, en buena parte, porque solo hay una cura para los pacientes con enfermedad pulmonar en etapa terminal: el transplante de pulmón. Un transplante que, a pesar de los avances en el campo, sigue siendo algo rarísimo por la falta de donantes sanos y por el hecho de que la mayoría de los que se donan deben descartarse por lesiones graves.

Graves, sí; pero potencialmente reversibles. Ahora mismo, muchos pulmones se ponen en lo que se denomina «perfusión pulmonar ex vivo» (se conectan a un soporte vital extracorpóreo para tratar de recuperar esos pulmones) para con tiempo y, a veces, con tratamiento hacerlos viables. Sin embargo, hasta la fecha solo se ha podido mantener la ‘viabilidad’ de los pulmones entre seis y ocho horas. Muy poco tiempo si lo que queremos es recuperar pulmones gravemente dañados.


Recuperar lo que hasta ahora era irrecuperable

En 2017, tras cinco años de trabajo, el equipo de la Facultad de Ingeniería de Columbia y la Universidad de Vanderbilt demostró la viabilidad del soporte de circulación cruzada; en 2019, demostró su eficacia en pulmones porcinos gravemente dañados; y hace unas semanas consiguieron extender esas entre seis y ocho horas hasta los cuatro días. Quedaba comprobar que funcionaba en pulmones humanos y eso es lo que acaban de hacer.

Ahora, coordinados por Gordana Vunjak-Novakovic y Matthew Bacchetta, acaban de conseguir recuperar pulmones gravemente lesionados mediante un sistema que utiliza la «circulación cruzada de sangre» entre el pulmón del donante y un huésped animal. En concreto, Nature Medicine publica un caso en el que un pulmón humano gravemente lesionado y descartado fue recuperado con éxito tras 24 horas en la plataforma.

¿Cómo funciona? Sí, habéis leído bien: «huesped animal»: hay que conectarlos al sistema sanguíneo de un huésped. Los investigadores trabajan en dos soluciones para hacer funcionar este tipo de sistema de circulación cruzada. La primera opción es conectar el pulmón al donante mientras se recupera. Sin embargo, el equipo apuesta por una solución «xenogénica»; es decir, conectar los pulmones a animales no-humanos libres de patógenos. Esto, según dicen, es más versátil, pero necesita pasar estándares muy alto en cuanto a seguridad, viabilidad, perfiles de riesgo y resultados de la circulación cruzada xenogénica en grandes cantidades de pulmones

Según los detalles que tenemos, el equipo ha observado mejoras muy interesantes en cuanto a viabilidad celular, calidad de los tejidos, respuestas inflamatorias y, lo más importante, a la función respiratoria. Y eso que el pulmón a recuperar tenía una inflamación persistente y acumulaba grandes cantidades de líquido hasta el punto que la técnica tradicional (la perfusión pulmonar ex vivo) no sirvió de nada. 24 horas después, la circulación cruzada ha conseguido poner a punto el pulmón.

Eso sí, los investigadores ponen mucho énfasis en que se necesita mucho más trabajo antes de que esta técnica se convierta en una realidad clínica. No es para menos. No obstante, los resultados son verdaderamente excitantes.


La noticia

Así se recupera un pulmón inservible en sólo 24 horas: cuando la mejor forma de recuperar órganos es conectarlos a huéspedes animales

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Jiménez

.

este sitio utiliza cookie, dale aceptar lo hacemos para mejorar la experiencia.

WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
👋 Hola, Iniciemos una conversación por WhatsApp?