El auge ChatGPT tiene un inesperado ganador: las acciones de NVIDIA se han disparado

En los últimos meses hemos reafirmado la idea de que la inteligencia artificial (IA) tiene un potencial extremadamente disruptivo. Si bien esta disciplina viene desarrollándose desde la década de 1950, la llegada de generadores de imágenes como DALL·E 2 y de chatbots conversacionales como ChatGPT han provocado una reacción casi unánime en la industria tecnológica: todos quieren ser parte de la “revolución” millonaria que teóricamente se avecina.

Como hemos visto, OpenAI se encuentra en primer plano en el mundo mediático y económico. La inteligente (y también cuestionada) decisión de mostrar anticipadamente las posibilidades de GPT-3.5 se ha traducido en un enorme nivel de exposición, impulsado incuso a Microsoft a invertir nuevamente millones de dólares en ella. NVIDIA, desde una posición mucho más modesta, se presenta como la gran ganadora de todo este fenómeno.

Lo de NVIDIA es un win-win

Ya sea que se trate de OpenAI, DeepMind (desde 2014 bajo la órbita de Google), Microsoft o Meta, el entrenamiento de modelos de inteligencia artificial complejos, como los utilizados en los bots conversacionales, requiere de una gran capacidad de cálculo y una enorme escalabilidad. Aquí, precisamente, es donde entra en juego NVIDIA, que es la compañía líder del sector en chips diseñados específicamente para soluciones de supercomputación.

El fabricante estadounidense tiene productos tan ambiciosos como los NVIDIA H100 y A100, unidades de procesamiento para centros de datos que cuentan con 80.000 millones y 54.000 millones de transistores de transistores respectivamente. Para hacernos una idea, el Perlmutter, uno de los superordenadores dedicado a la IA más destacados del mundo, cuenta con 6.000 chips NVIDIA A100 en su interior y el RSC de Meta eleva la cantidad hasta 6.080.

Data Denter Dgx A100 Technology Tensor Core Gpu 2c50 D 2x

NVIDIA DGX A100

Parte de la infraestructura utilizada por OpenAI también está sostenida por componentes de NVIDIA. En este sentido, y teniendo en cuenta en que se trata de una piedra angular del desarrollo de la IA, la compañía se ha convertido en una de las favoritas del mercado. De acuerdo a Bloomberg, las acciones de la firma de chips subieron hasta un 6,5% después de que los de Redmond anunciaran una nueva inversión en la compañía dirigida por Sam Altman.

Los analistas creen que con más dinero en caja y con la creciente necesidad de seguir desarrollando sus tecnologías, OpenAI necesitará aumentar considerablemente su capacidad de cálculo. Esto se traducirá en un aumento en la demanda de chips de NVIDIA. Pero eso no es todo. Los competidores de la compañía detrás de ChatGPT seguirán el mismo camino, recurriendo también a las soluciones de NVIDIA para mejorar su centros de cómputo.

Además, las acciones de la compañía han alcanzado un sorprendente rendimiento en el último mes, creciendo un 35%, según datos de Google Finance. Pero eso no es todo, Citigroup también es optimista. El grupo señala que el auge de la IA podría traducirse en ventas de entre 3.000 y 11.000 millones de dólares durante este año para NVIDIA. Eso sí, toca espera para saber si estas predicciones se cumplen y si el fabricante será capaz de hacer frente a la enorme demanda de chips que estaría a punto de llegar.

Imágenes: NVIDIA

En Xataka: La expectación con GPT-4 es gigantesca. Su creador tiene claro lo que pasará: será una decepción


La noticia

El auge ChatGPT tiene un inesperado ganador: las acciones de NVIDIA se han disparado

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Marquez

.