Microsoft está haciendo que Windows 10 se parezca cada vez más a Linux

Hace unos años Microsoft repudiaba a Linux. Brad Smith, uno de sus máximos directivos, decía esta semana que su empresa «estaba del lado equivocado de la historia«, y lo cierto es que en Redmond están haciendo honor a ese cambio radical con un sorprendente giro de los acontecimientos.

Ya hemos hablado mucho del amor de Microsoft por Linux (sea interesado o no), pero es que ese aprecio ha acabado afectando al propio Windows 10, que está adoptando unas cuantas características que durante años se han podido disfrutar en Linux. El nuevo gestor de paquetes winget, el llamativo lanzador de aplicaciones incluido en la última versión de PowerToys o la cada vez más redonda aplicación de Windows Terminal lo demuestran.


Un Windows 10 muy linuxero

Ayer Microsoft celebró una edición singular de su tradicional evento para desarrolladores. La pandemia de coronavirus ha impedido celebrar Microsoft BUILD 2020, así que la empresa lo planteó como una serie de conferencias virtuales a las que los desarrolladores podían asistir.

Terminal1

En esas conferencias Microsoft destapó un montón de novedades. Muchas de ellas estaban totalmente destinadas al desarrollo puro y a entornos técnicos o muy profesionales (no hablaremos aquí de de .NET, de Azure o de Visual Studio 2019), pero otras estaban dirigidas al usuario final, y es ahí donde notamos algo singular.

De las novedades presentadas, hay tres que destacan por tener una fuerte inspiración en Linux. Son opciones que en algunos ya habían llegado en versiones preliminares, pero que en otros debutan con una proyección fantástica. Veámoslas:

Windows Terminal 1.0

Nuestra primera protagonista es Windows Terminal, que tras meses de desarrollo llega a una versión muy redonda, la 1.0. No es que esto suponga que hay cambios brutales respecto a lo que habíamos visto en pasadas ediciones, pero sí que esta versión es más estable.

Terminal1

Ya mencionamos cómo este proyecto se ha convertido en uno de los más atractivos para muchos usuarios de Windows 10 en los últimos tiempos, pero sobre todo para los desarrolladores, que una vez más son el foco de esta «consola extendida» que reúne en una misma interfaz las capacidades de PowerShell, de una consola DOS (CMD) y de una consola Linux. O más bien, de todas las que están disponibles gracias al soporte de distribuciones Linux variopintas que van desde la conocida Ubuntu hasta Kali Linux, dedicada a entornos de pentesting y ciberseguridad.

En Windows Terminal 1.0 los responsables de Microsoft explicaban cómo habrá actualizaciones mensuales para una terminal que tiene soporte para pestañas y paneles, que hace uso de la GPU para renderizar el texto y que tiene un buen montón de opciones de personalización.

Windows Package Manager

Especialmente interesante es un componente que es novedad sorpresa en Windows 10 y que permite acceder a una forma distinta de instalar software. Se trata del llamado Windows Package Manager o winget.

Winget2

Seguramente el nombre les suene a los linuxeros, y aquí parece que en Redmond no han querido esconder sus cartas: si hay un gestor de paquetes conocido en el mundo, ese es APT, que durante muchos años se usó con el comando apt-get en Debian y distribuciones derivadas como Ubuntu.

Con winget Microsoft permite que aquellos que lo deseen puedan instalar paquetes software de Windows de la misma forma que lo hacíamos en Linux desde hace años: con un «winget install powertoys«, por ejemplo, podremos instalar de golpe y porrazo esta herramienta sin necesidad de pasar por la tienda de Microsoft.

En realidad el concepto es el mismo, pero la vía para hacerlo es muy interesante para quienes están acostumbrados a hacer uso de la línea de comandos para este propósito.

Winget está de momento disponible en forma preliminar y aunque es posible conseguirlo desde Github, en principio apuntan a que las versiones futuras sí estarán disponibles de forma accesible a través por ejemplo de la citada tienda de aplicaciones.

Maravillosos Powertoys

Los «juguetes de poder» de Microsoft triunfaron hace un cuarto de siglo, que se dice pronto. Lo hicieron en Windows 95 como pequeñas utilidades para añadir funciones interesantes a los usuarios que las necesitaran.

Powertoys Xataka

Aquel proyecto acabó abandonándose, pero Microsoft lo resucitó hace un año y el resultado no puede ser más llamativo. Los Powertoys han ido creciendo gradualmente para ofrecer más y más opciones, pero es que ahora llegan con una novedad especialmente destacada.

Se trata de un nuevo lanzador de aplicaciones que por defecto activaremos al pulsar la combinación de teclas «Alt+Barra Espaciadora» y que mostrará en el centro de nuestro escritorio una barra de búsqueda. En cuanto empecemos a escribir el sistema mostrará sugerencias de aplicaciones y comandos que ejecutar.

Este lanzador tiene un funcionamiento análogo al que Spotlight tiene en macOS, aunque más limitado: de momento no realiza búsqueda de ficheros. Linux también ha implementado este tipo de lanzadores (¿alguien recuerda aquel Dash de las antiguas Ubuntu?), y aunque básicamente traslada las opciones que teníamos con el campo de búsqueda de Cortana en la barra de tareas (que se activa al pulsar la tecla Windows), la interfaz es realmente intuitiva y desde luego hace que esta simple función cobre nueva vida.

Son pequeños detalles, desde luego, pero desde luego dejan claro que es posible que un sistema operativo como Windows 10, que ya cuenta con cinco años a sus espaldas, siga dándonos sorpresas y tratando de demostrar que esa interfaz de usuario se puede mejorar y potenciar. Aunque sea inspirándose en viejos rivales.


La noticia

Microsoft está haciendo que Windows 10 se parezca cada vez más a Linux

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.